RUMBA ESPAÑOLA. ESPAÑA. Pedrito Rico: «La Sebastiana».

Pedro Rico, apodado <<El Ángel de España>>, es el nombre artístico de Pedrito Rico Cutillas, nacido en la población alicantina de Elda en 1932. Tras debutar en el teatro Ruzafa de Valencia en 1955, se trasladó a Madrid, donde fue contratado, al año siguiente, para actuar en el teatro Avenida de Buenos Aires, donde realizó la mayoría de sus actuaciones.

ESPAÑA.  Pedrito Rico:  <<La Sebastiana>>

LETRA DE LA CANCIÓN:

(Palabras previas: ¡Ole… esas manos! ¡Esas manos llenas de dedos, sí señor!).

Y en el marco de su ventana, recién lavada y en boatiné, aparece la Sebastiana. Antes, muy antes de amanecer.

Entre medias los rizaores [= rizadores], que el espejillo, que la peineta, a los tunos madrugaores [= madrugadores] les va leyendo la papeleta:

<<Ay. Ay, ay, ay. Ay, que te vi. Deja, que te vi. Te he visto entrar. Te he visto salir. Que yo sé la gachí quién es por aquellos pies. Que es un alguacil>>.

Sebastiana está endiquelando. Sebastiana está al liquindoi [= prestando mucha atención]. Y adivina del quién y el cuándo, del sube y baja, del vengo y voy.

<<Ay. Ay, ay, ay. Ay, que yo sé, que por mi salud, que no es Mariluz la de esta mañana. Que los pies eran de la Inés>>.

No hay quien se la dé a la Sebastiana. <<Que los pies eran de la Inés>>. No hay quien se la dé a la Sebastiana.

¡Ole!

Y aunque tiene siete colchones, la Sebastiana no pue [= puede] dormí [= dormir], ay, porque dice que los ratones que se le meten por la nariz.

<<Que el zapato, que la babucha que te endiñé con la palangana>>.

Cuando acaban aquellas lucha [= luchas], vuelve al acecho la Sebastiana.

<<Ay. Ay, ay, ay. Ay, que te vi. Deja, que te vi. Te he visto entrar. Te he visto salir. Que yo sé la gachí quién es por aquellos pies. Que es un alguacil>>.

Sebastiana está endiquelando. Sebastiana está al liquindoi. Y adivina del quién y el cuándo, del sube y baja, del vengo y voy.

<<Ay. Ay, ay, ay. Ay, que yo sé, que por mi salud, que no es Mariluz la de esta mañana. Que los pies eran de la Inés>>.

No hay quien se la dé a la Sebastiana.