BALADA ROMÁNTICA. MÉJICO.  Los Muecas:  «Ya todo se acabó» y «Ebrio de amor».

En el vídeo de abajo el grupo mejicano Los Muecas, con Artemio Pérez como cantante, interpreta su canción titulada <<Ya todo se acabó>>, en el comienzo de la cual, y aunque después suavice el tono, el ficticio y despechado personaje protagonista de la balada expresa sin remilgos su rencor y ánimo de venganza sobre la persona cuyo amor se le ha escapado (ese amor en sí mismo no lo maldice, pero sí desea que a la persona culpable del mismo la hunda el destino y se pierda).

MÉJICO.  Los Muecas:  «Ya todo se acabó».

LETRA DE LA CANCIÓN:

Ya todo se acabó, mi modo de llorar. Si todo terminó nada voy a ganar. Deseando que te pierdas, que te hunda tu destino, gritando que no vuelvas a cruzarte en mi camino.

Yo no voy a decirte maldito sea tu amor. Si así tú lo quisiste será tal vez mejor. Tampoco he de negarte que tengo que sufrir, y en vez de maltratarte sólo te digo así: <<Deséame buena suerte en nuestra despedida, que gane el que es más fuerte y pueda con el tiempo volverse a enamorar>>.
Y

o no voy a decirte maldito sea tu amor. Si así tú lo quisiste será tal vez mejor. Tampoco he de negarte que tengo que sufrir, y en vez de maltratarte sólo te digo así: <<Deséame buena suerte en nuestra despedida, que gane el que es más fuerte y pueda con el tiempo volverse a enamorar>>.

Otra balada romántica de Los Muecas (dos mejor que uno). En este otro vídeo, con Pancho Mendoza como cantante, interpreta su canción titulada <<Ebrio de amor>>, en la que el ficticio personaje protagonista de la balada se lamenta por un amor no correspondido, pero sin guardar rencor por su amargura de amar y no ser amado por la persona amada.

MÉJICO.  Los Muecas:  «Ebrio de amor»

LETRA DE LA CANCIÓN:

Todo hice para estar siempre contigo. Mi deseo era hacerte muy feliz, pero mi negra suerte traicionera sin motivo me llevó lejos de ti. Yo quisiera para siempre en esta vida ser el dueño de tu cuerpo seductor. Yo soy pobre y no te ofrezco riquezas, pero tú sabes que estoy ebrio de amor.

Y así yo seguiré por mi camino: con aquellas que comprenden mi dolor, me confortan aliviando mis angustias en su mundo infeliz y pecador. Reconozco: no merezco tu cariño, y de ti no guardo odio ni rencor. Lo que siento es verte sin felicidad mientras yo sigo siempre ebrio de amor.

[Hablado (no cantado):]  Mujer: el dolor que traigo conmigo es como el dulce castigo que amarga y da placer. El corazón no se olvida de la sombra por quien padece. Mas si sufre, más quiere sufrir. Por eso en esta canción, yo que tengo corazón no puedo quedar callado, te lo digo mujer querida: que el dolor más grande en esta vida es amar, amar mucho y no ser amado.

Y así yo seguiré por mi camino: con aquellas que comprenden mi dolor, me confortan aliviando mis angustias en su mundo infeliz y pecador. Reconozco: no merezco tu cariño, y de ti no guardo odio ni rencor. Lo que siento es verte sin felicidad mientras yo sigo siempre ebrio de amor. Lo que siento es verte sin felicidad mientras yo sigo siempre ebrio de amor.

(Notas: 1. Y así yo seguiré por mi camino. Forma correcta (o al menos habitual): Y así yo seguiré mi camino. 2. Reconozco: no merezco tu cariño. Forma correcta (o completa): Lo reconozco: no merezco tu cariño).

Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción de Zacatecas, en el estado mejicano del mismo nombre.
Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción de Zacatecas, en el estado mejicano del mismo nombre.