COPLA. ESPAÑA. Lola Flores: «La Zarzamora».

Lola Flores es el nombre artístico de la andaluza María Dolores Flores Ruiz, nacida en Jerez de la Frontera en 1923, en un barrio de gran tradición flamenca. Apodada <<La Faraona>> por su fuerte personalidad y mucho temperamento, cantó durante medio siglo a partir de mediados de la década de 1940. Tocó muchos géneros, y destacó en los de la copla y la rumba española. También bailó y participó en gran número de películas. Según su propia voluntad, en su funeral en 1995 sonó esta copla que le compusieron los conocidos autores del género Rafael León, Antonio Quintero y Manuel Quiroga (más conocidos simplemente por sus apellidos, Quintero, León y Quiroga).

LETRA DE LA CANCIÓN:

En el café de Levante, entre palmas y alegrías, cantaba la Zarzamora.
Se lo pusieron de mote porque dicen que tenía los ojos como las moras.
Le habló primero a un tratante, y olé. Y luego fue de un marqués que la llenó de brillantes, y olé, de la cabeza a los pies.
Decía la gente que si era de hielo, que si de los hombres se estaba burlando. Hasta que una noche, con rabia de celos, a la Zarzamora pillaron llorando.
¿Qué tiene la Zarzamora, que a todas horas llora que llora por los rincones?
Ella, que siempre reía, y presumía de que partía los corazones, de un querer hizo la prueba y un cariño conoció que la trae y que la lleva por la calle del dolor.
Los flamencos del Colmao la vigilan a deshora, porque se han empestiñao en saber del querer desgraciao [= desgraciado] que embrujó a la Zarzamora.

Cuando sonaban las doce una copla de agonía lloraba la Zarzamora. Mas nadie daba razones, ni la intríngulis sabía de aquella pena traidora.
Pero una noche al Levante y olé, fue a buscarla una mujer. Cuando la tuvo delante y olé, y se dijeron no se qué.
De aquello que hablaron ninguno sabió, mas la Zarzamora lo dijo llorando en una coplilla que pronto ha corrío y que ya la gente la va publicando.
¿Qué tiene la Zarzamora, que a todas horas llora que llora por los rincones?
Ella, que siempre reía, y presumía de que partía los corazones, lleva anillo de casao [= casado], me vinieron a decir. Pero ya lo había besao [= besado], y era tarde para mí.
Que publiquen mi pecao [= pecado] y el pesar que me devora. Y que tos me den de lao [= Y que todos me den de lado] al saber del querer desgraciao [= desgraciado] que embrujó a la Zarzamora.