PASODOBLE. ESPAÑA. Manolo Escobar: «La morena de mi copla» y «Tu pelo».

Esta es la versión más famosa del pasodoble titulado La morena de mi copla, compuesto en 1929 por el letrista y músico Alfonso Jofre de Villegas Cernuda como homenaje al pintor Julio Romero de Torres. La grabó Manolo Escobar por primera vez en 1967.

ESPAÑA.  Manolo Escobar:  «La morena de mi copla»  (1967)

LETRA DE LA CANCIÓN:

Julio Romero de Torres pintó la mujer morena con los ojos de misterio y el alma llena de pena.
Puso en sus brazos de bronce la guitarra cantaora. En su bordón hay suspiros y en su caja una dolora.
Morena. La de los rojos claveles, la de la reja floría [= las rejas floridas]. La reina de las mujeres.
Morena. La del bordao [= bordado] mantón. La de la alegre guitarra. La del clavel español.
Como escapada del cuadro en el sentir de la copla. Toda España la venera y toda España la llora.
Trenza con su taconeo la seguirilla de España. En su danzar es moruna. En la venta de Eritaña.
Morena. La de los rojos claveles. La de la reja floría. La reina de las mujeres.
Morena. La del bordao [= bordado] mantón. La de la alegre guitarra. La del clavel español.

ESPAÑA.  Manolo Escobar:  «Tu pelo»

LETRA DE LA CANCIÓN:

No te cortarás el pelo hasta que me muera yo. Sin tu pelo yo no entro dentro de la habitación.
Porque estoy acostumbrao [= acostumbrado] a la mata de tu pelo, y a enredarlo cada noche con los ganchos de mis dedos.
No, no te lo cortes; no, mientras yo viva, que tu pelo forma parte de mi vida.

Tu pelo. Ay, tu pelo es la seda y la almohada y el embrujo de mis sueños.
Tu pelo. Ay, tu pelo te lo hicieron con las alas de los ángeles del cielo.
Por eso, mi vida, no quiero, mientras yo pueda mirarte, que no te cortes el pelo.

Yo te ruego, vida mía, si me muero antes que tú, que tu pelo me lo pongan sobre el pecho, con la cruz.
Que lo lleve entre mis manos como el pescador sus redes y lo pueda estar peinando hasta el día que tú llegues.
Y te doy palabra de morir contento si me llevo algo. Algo de tu cuerpo.

Tu pelo. Ay, tu pelo es la seda y la almohada y el embrujo de mis sueños.
Tu pelo. Ay, tu pelo te lo hicieron con las alas de los ángeles del cielo.
Por eso, mi vida, no quiero, mientras yo pueda mirarte, que no te cortes el pelo.