RUMBA ESPAÑOLA. Gracia Montes: «Maruja Limón».

El primero de los dos vídeos aquí colocados contiene una grabación hecha por la televisión de Andalucía «Canal Sur TV» en 1993 y publicada en Youtube en el canal titulado «graciamontes», donde aquellos a quienes les guste esta artista, puede ver varias actuaciones de la gran cantante que es la loreña (nacida en Lora del Río) Gracia Cabrera Gómez, conocida artísticamente como Gracia Montes y dedicada musicalmente a la copla y al flamenco.

Fuente-farola de la Plaza Virgen de los Reyes en Sevilla, la ciudad en la que pasó su vida adulta la cantante Gracia Montes.
Fuente-farola de la Plaza Virgen de los Reyes en Sevilla, la ciudad en la que pasó su vida adulta la cantante Gracia Montes, que vio la luz en la localidad de provincia de Sevilla de Lora del Río..

Gracia Montes nació en el citado pueblo sevillano en 1936, y actuó por primera vez como cantante en 1953, a los diecisiete años de edad, en el sevillano Teatro Cervantes, en unas «Galas Juveniles». Se incorporó a continuación a los espectáculos respectivos de diversas compañías. Su primer disco lo grabó poco después de dicha primera actuación, a mediados de los cincuenta, y se trató de un disco de formato antiguo (de los conocidos como discos de pizarra) con dos canciones. Con dos interrupciones de varios años cada una (de nueve la primera y de tres la segunda), su carrera musical se desarrolla, ya como figura con éxito y reconocimiento, sobre todo durante las décadas de los sesenta y los setenta, pero también, si bien con menor intensidad, durante la de los ochenta, en la que el género de la copla o canción andaluza, tan español, experimenta una «curiosa» caída de popularidad que, por supuesto, nadie relaciona, o eso parece, con la nueva situación que vive una España a la que en el ámbito político y mediático empieza a llamarse <<este país>>, así como si molestara España y lo español, y en la que lo que mola (¿o más exactamente lo que toca que mole?), es la llamada movida madrileña, con sus extranjerizantes musiquillas de pitiminí (colonización cultural anglosajona lo llaman algunos, en paralelo a una basurización social integral, que dicen otros). A pesar de todo, continuaría la artista cultivando el terreno de la belleza de su incumbencia algún tiempo más. Así, el último disco con canciones nuevas (no recopilatorio) lo grabó esta artistaza en 1990. Todavía realizaría algunas actuaciones en los años siguientes, previas a su cercano retiro y a un olvido evitado en parte gracias, por esas paradojas de la vida, a una tecnología, la que está usando el lector en estos momentos, de la misma modernidad «progresista» empeñada en mandar la tradición y lo tradicional no ya al ostracismo, sino directamente a las catacumbas, en aras de novedades más acordes con, digámoslo así, el determinado signo de los tiempos.

El vídeo al principio referido y aquí traído recoge una actuación de 1993 en la que Gracia Montes interpreta la famosa rumba «Maruja Limón», acompañada por un pequeño cuerpo de baile y por una orquesta magníficamente dirigida por el maestro Manuel Gas.

Gracia Montes: «Maruja Limón»  (1993)

LETRA DE LA CANCIÓN:
Era una rosa morena con los labios de coral. Y un hombre, al verla con pena, cantaba y cantaba por la madrugá [= madrugada]:
<<¿Qué te pasa a ti en los clisos, Maruja Limón, que se te han puesto pajizos, Maruja Limón? Al saber de tu ceguera, comenta Graná [= Granada]: «amarilla y con ojeras, qué pena me das». Ya te he dicho muchas veces, Maruja Limón, que ese hombre me parece palomo ladrón>>.
 
<<Como no pongas cerrojo en tu corazón, ay, ay… Ay, van a ser fuentes tus ojos, Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón>>.
 
Tiene brillantes por cientos. Y esmeraldas, un sinfín. Pero por mor de este cuento, los hombres le cantan por el Albaicín:
«¿Dónde fueron tus cantares, Maruja Limón? ¿Y tu blusa de lunares, Maruja Limón? Ahora gastas terciopelo en vez de percal. Y no llevas en el pelo ramitos de azahar».  <<No me hiciste lindo caso, Maruja Limón, y ahora vas pasito a paso a tu perdición>>.
 

<<Por no haber puesto cerrojo en tu corazón,ay, ay… Ay, van a ser fuentes tus ojos, Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón>>.

<<No me hiciste lindo caso, Maruja Limón, y ahora vas pasito a paso a tu perdición>>.

<<Por no haber puesto cerrojo en tu corazón,ay, ay… Ay, van a ser fuentes tus ojos, Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón, Maruja Limón>>.

La misma canción, interpretada veintidós años antes, en 1971 y en el programa de la televisión pública española TVE titulado <<Luces en la noche>>:

Gracia Montes: «Maruja Limón»  (1971)

He aquí algunos de los comentarios admirativos que hay bajo el primero de los dos anteriores vídeos (también los hay, similares, bajo el segundo, con algún que otro apunte nostálgico entre ellos, como el de este comentario aparentemente teñido de nostalgia: <<Sin duda la historia es irrepetible. Como estas voces ya no existen>>):

1. Otra reina de Andalucía, entre otras muchas. Viva Andalucía. 2.Soy argentino, pero amo el arte andaluz y a vos que sos una reina, dueña de una voz y una interpretación indescriptible, irresistible, sideral, inmensa, bautizada por la gracia del arte. 3. Mirad cómo se acerca al micrófono, como toda una reina. A ver quién más hace esto y tiene su elegancia. 4. Solamente Gracia Montes puede hacerse esperar por la orquesta y jugar con los tempos en las entradas, mandando y decidiendo. 4. Qué interesante ver cómo el director de la orquesta está pendiente y va marcando las pausas, bises y entradas que le pide la artista en su interpretación al ser un género tan libre en este sentido. En el [minuto] 1:34 es simplemente bello [se refiere el comentarista al momento en que, desde atrás, se aproxima la artista al micrófono]. 5. Qué grande eres, hija mía. Viva la madre que te parió. Grande entre las grandes doña Gracia Montes. Desde Murcia. 6. Qué maravilla de mujer, de voz y de garganta, con esos quiebros..tan preciosos. Tú has sido la más grande. 7. Qué pedazo de artistas hay en España. 8. Qué arte, por Dios. 9.Majestuosa. 10.La Montes no es para ponerla en una lista, sino para disfrutarla como la reina que es. Brilla mas que el sol. Lástima que no la supieran valorar como el diamante que es. 11. Tanta elegancia suena a locura. 12. Has caído del cielo, cantaora. Elegancia y señorío. Loreña tenías que ser. 13. Sólo se puede cantar así en España.

Este último comentario podría ser tildado de chovinista, pero si hay una nación en la que el chovinismo brille por su ausencia ésa es España. De hecho, puede decirse, y no sin sólido fundamento cuya larga exposición sería improcedente desarrollar aquí, que lo que hay es justo lo contrario: una deliberada labor de zapa contra la cultura española en general y contra su faceta musical en particular. Es lo que explica que puedan hacerse comentarios como los siguientes bajo el vídeo de danza clásica española colocado bajo estas líneas (comentarios entre los cuales hay este otro, muy parecido al número 13 anterior: <<¡¡¡De una belleza inimitable!!!>> (claro: es que es danza española)). Primero el vídeo y bajo el mismo los referidos comentarios sobre la «incomprensible» falta de atención oficial hacia la sublime cultura española:

Vídeo promocional de la obra Eritaña, con música de Albéniz, del Ballet Nacional de España, dentro del homenaje al bailarín Antonio Ruiz Soler (más conocido como Antonio «el bailarín»), bajo la dirección de Antonio Najarro. Año 2016.

COMENTARIOS EN YOUTUBE BAJO ESTE VÍDEO DEL BALLET NACIONAL DE ESPAÑA:
1. Gracias por vuestro arte. En las escuelas españolas deberían enseñar esto.       2. Qué maravilla: técnica, precisión y elegancia. España despreciando sistemáticamente su Cultura, importando memeces franquiciadas y dejando morir joyas autóctonas como la Escuela Bolera. ¿Se imaginan ustedes si fuéramos rusos? (Respuesta de otro usuario (Amelia): ¡Más que de acuerdo con usted! El canal oficial TVE no es capaz de enviar por el [canal] International un solo programa que difunda sus raíces artísticas. ¡Una vergüenza! Y hay tanto…). 3. ¡Qué placer estético-ético. Danza española, admirada por el mundo entero. Y qué casualidad que ya [desde hace] años (!!!!) en los » medios españoles» ni un solo artículo. (Que se lo pregunten a quien esto escribe, que se ha mirado y en gran parte leído durante décadas (la de 1990, la de 2000 y la ya nauseabunda primera mitad de la de 2010) todos los suplementos culturales en papel de los principales periódicos, incluido el suplemento no cultural La Luna de Metrópolis del periódico El Mundo, cuya sección musical era siempre, sin equivocación posible, una oda a la música moderna anglosajona en la que ni locos habrían puesto nada de lo que figura en este blog).