CUPLÉ. ESPAÑA. Bella Dorita: «Poco a poco».

María Yáñez García, artísticamente [La] Bella Dorita, nació en la provincia andaluza de Almería, concretamente en la localidad de Cuevas de Almanzora, en 1901, y fallecio en Barcelona en 2001, la ciudad a la que se marchó a los 16 años de edad con su primer marido y en la que, tras ganar un concurso de belleza organizado por el local Royal Cabaret, se inició en el mundo del espectáculo como tanguista y cupletista, para posteriormente pasar a trabajar, y convertirse en una estrella del género, en la sala «El Molino». Fue quien primero popularizó la canción «Fumando espero», en una interpretación que posteriormente quedaría eclipsada por la versión de Sara Montiel. Los mejores momentos de su vida artística transcurrieron en los años 30 y 40, aunque su retirada definitiva no se produjo hasta la década de los sesenta, en el teatro Victoria de Barcelona.

ESPAÑA.  Bella Dorita:  «Poco a poco»  (1933)
LETRA DE LA CANCIÓN:
Fui la otra mañana a comprarme guantes en una lujosa y fina guantería. Vino el dependiente. Mozo muy galante, y sirvióme al punto lo que yo quería.
Al ir yo a probarme me dijo el mancebo: <<déjeme, señora, yo se lo pondré>>. Y un tanto azorado empezó a meterlo. Y al verle nervioso, así le exclamé:
<<Poco a poco, por favor. Y apretando sin cesar, con dulzura y sin temor, que no puede lastimar. Sigue, sigue. Aprieta así. Un poquito. Anda, vida, un poco más. Que ya noto que falta poco. Ay. Bas… Basta. Que ya está>>.
Cuando me marchaba vino una pareja. En viaje de novios vino aquí, a esta villa. Él, muy sofocado; ella muy inquieta. Eligió unos guantes. Piel de cabritilla. Y él, todo nervioso y precipitado, a ponerle el guante la quiso ayudar. Mas mostróse torpe en su cometido, y ella, dando un grito, tuvo que clamar: <<Ay, poco a poco, por favor. Bueno, y apretando sin cesar. Con dulzura y sin temor. Que me puedes lastimar. Sigue, sigue. Apriétate. Un poquito. Ay, ay, ay. Un poquito más. Que ya noto que falta poco. ¡Ay! Basta; basta; que ya está>>.