BALADA ROMÁNTICA. ESPAÑA. Niño Bravo: «Un beso y una flor».

Nino Bravo es el nombre artístico de Luis Manuel Ferri Llopis, que nació en el pueblo de la provincia de Valencia de Ayelo de Malferit y residió desde los dos años de edad en la capital de esta provincia: la ciudad de Valencia. Aquí dio sus primeros pasos musicales en el conjunto Los Superson, de la cercana localidad de Catarroja. En 1968 inició su andadura como cantante solista en el Festival de la Canción de Vall de Uxó, una carrera en la que siguió acompañado del antes referido conjunto y que sólo duró cinco años, hasta 1973, si bien dejó grabadas sesenta canciones en tan breve periodo de tiempo. <<Un beso y una flor>>, grabada en 1972, es una de las más conocidas.

ESPAÑA.  Niño Bravo:  <<Un beso y una flor>>  (1972)

LETRA DE LA CANCIÓN:

Dejaré mi tierra por fin. Dejaré mis campos y me iré lejos de aquí. Cruzaré llorando el jardín y con tus recuerdos partiré lejos de aquí.

De día viviré pensando en tus sonrisas. De noche las estrellas me acompañarán. Serás como una luz que alumbre mi camino. Me voy, pero te juro que mañana volveré.

Al partir, un beso y una flor; un te quiero, una caricia y un adiós. Es ligero equipaje para tan largo viaje. Las penas pesan en el corazón.

Más allá del mar habrá un lugar donde el sol cada mañana brille más. Forjarán mi destino las piedras del camino. Lo que nos es querido siempre queda atrás.

Buscaré un hogar para ti donde el cielo se une con el mar. Lejos de aquí. Con mis manos y con tu amor lograré encontrar otra ilusión. Lejos de aquí.

De día viviré pensando en tus sonrisas. De noche las estrellas me acompañarán. Serás como una luz que alumbre mi camino. Me voy, pero te juro que mañana volveré.

Al partir, un beso y una flor; un te quiero, una caricia y un adiós. Es ligero equipaje para tan largo viaje. Las penas pesan en el corazón.

Más allá del mar habrá un lugar donde el sol cada mañana brille más. Forjarán mi destino las piedras del camino. Lo que nos es querido siempre queda atrás.

Al partir, un beso y una flor; un te quiero, una caricia y un adiós. Es ligero equipaje para tan largo viaje. Las penas pesan en el corazón.

Más allá del mar habrá un lugar donde el sol cada mañana brille más. Forjarán mi destino las piedras del camino. Lo que nos es querido siempre queda atrás.