BALADA ROMÁNTICA. ESPAÑA. Manolo Otero: «Tú y yo» y «Vuelvo a ti».

Aquí tenemos a un cantante español romántico fuera de serie (cierto es que uno de los muchos que merecen este calificativo). El gran madrileño bautizado, con el nombre de Manuel Otero Aparicio, en 1942. Manolo Otero heredó la voz grave de su padre, que fue cantante barítono de ópera y zarzuela. Su madre fue la actriz Amelia Aparicio (un oficio que él también ejerció) y su esposa, con la que se casó en 1973 y permaneció sólo cinco años, la también actriz, y tan guapa como él, María José Cantudo.

ESPAÑA.  Manolo Otero:  «Tú y yo»  (del álbum de 1982 <<Cantando>>)

LETRA DE LA CANCIÓN:

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados al entendernos.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados al amor.

Hoy hemos quedado en aquel viejo café. Vamos a arreglarnos ya por cuarta o quinta vez.

Puede que acabemos otra vez más enojados, cada uno por su lado. Ya lo sé.

Sin embargo, hoy te quiero ver. Y aún no sé, te juro, qué diré.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados a entendernos.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados al amor.

Sé que a mis problemas no les pongo solución. Todos nuestros sueños duermen hoy en un rincón.

Sueños que creamos enlazadas nuestras manos, sin pedirnos nada a cambió. Ya lo ves.

Hoy quieres hablarme de volver Y, aunque tengo dudas, volveré.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados a entendernos.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados al amor.

Sé que soy un tipo muy difícil de entender. Que hoy quiero una cosa y mañana ya no sé.

Vuelo. A veces caigo, pero pronto me levanto, siempre que estás a mi lado, yo lo sé.

Plegaré mis alas otra vez. Voy corriendo a verte a ese café.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados a entendernos.

Tú y yo. (x 3)

Irremediablemente condenados a querernos.

Tú y yo. (x 3)

ESPAÑA.  Manolo Otero:  «Vuelvo a ti»  (1981)

LETRA DE LA CANCIÓN:
Vuelvo a ti. Después de tanto tiempo, de tantos desengaños, vuelvo a ti. Vuelvo a ti. En busca de un consuelo que me trae tu recuerdo, vuelvo a ti.
Otros caminos quise andar y otros besos pude dar, pero nunca los besos tuyos me hicieron olvidar.  (x 2)
Vuelvo a ti. Vencido y derrotado, casi desesperado, vuelvo a ti. Vuelvo a ti. Creyendo ser gigante; yo, estúpido ignorante, vuelto a ti.

Otros caminos quise andar y otros besos pude dar, pero nunca los besos tuyos me hicieron olvidar.  (x 2)

Vuelvo a ti. Después que he comprendido que fui como un chiquillo, vuelvo a ti. Vuelvo a ti. Lo tengo decidido; si es que aún no te he perdido, vuelvo a ti.
Otros caminos quise andar y otros besos pude dar, pero nunca los besos tuyos me hicieron olvidar.  (x 2)