SALSA DURA. ESTADOS UNIDOS. Larry Harlow: «Gracia divina».

El pianista estadounidense Larry Harlow, apodado <<El Judío Maravilloso>>*, es un personaje muy curioso en la historia de la salsa dura, ya que probablemente sea el único yanqui de origen no hispano que ha destacado dentro de este género, casi por completo en manos puertorriqueñas en el país del Tío Sam, donde el género se ha circunscrito, quizá salvo alguna rara excepción, a la ciudad de Nueva York. De hecho, es uno de las grandes del género de poderoso sonido denominado salsa dura o clásica, cuya característica principal suele ser, junto a unas letras generalmente caóticas y sólo decorativas de la música, la rotundidad de su instrumentación, generalmente manejada con gran virtuosismo (en el caso de los trompetistas, lo mejor de lo mejor). Aunque habla español, quizá con acento cubano ya que vivió mucho tiempo en la isla caribeña (donde aprendió o mejoró su especialidad musical hispana), Larry Harlow es compositor y músico, pero no vocalista, aunque a veces colabora secundariamente en las voces, añadiendo su voz al coro como relleno mientras toca el piano. La interpretación de la parte vocal de sus composiciones con letra corre a cargo de hablantes nativos del español como, sobre todo, el portorriqueño Ismael Miranda, a quien se puede ver en la foto superior detrás del jefe Harlow.

[* Como dato curioso, decir que hay otro <<judío maravilloso>>, apodado… <<El Segundo Judío Maravilloso>>, y que es un extraordinario violinista que durante cierto tiempo formó parte de la orquesta del maravilloso que ocupaba el primer lugar].

En el siguiente vídeo se puede escuchar uno de los temas de su álbum de 1974 titulado <<Live in Quad>>. Los intérpretes del álbum son los siguientes: Vocalistas: Justo Betancourt y Ralph Castrella. Coro: Adalberto Santiago, Ralph Castrella y Larry Harlow. Piano y clarinete: Larry Harlow. Trompeta: Charlie Miller. Trombón: Reinaldo Jorge. Trombón y violín: Lewis Kahn. Bongó: Pablo Rosario. Conga: Anthony Jiménez. Timbales: Nickie Marrero. Bajo: Eddie Rivera.

ESTADOS UNIDOS.  Larry Harlow: «Gracia divina»  (del álbum de 1974 <<Live in Quad>>)

(Vocalista:  Ismael Miranda)

LETRA DE LA CANCIÓN:

No me importa. No me importa lo que me ha pasado.

Aunque quise besarte, apretarte y estar tendido en tus brazos

Tu manera de ser… ¡Ay! Tu manera de ser me emociona tanto tanto…

Presiento un «nunca», «no puede ser que te pueda dar todo mi querer».

Hommy Hommy: Como tú no hay otro igual. En mi alma vivirás como toda una quimera.

Lo pude lograr. Tan siquiera lo pude lograr, y siempre te he de recordar, hasta el día que yo muera.

No me importa. No, no, no. No me importa lo que me ha pasado. Aunque quise besarte, apretarte y estar tendido en tus brazos.

Hommy, Hommy. Gracia divina.
Esta es mi gracia divina que te ilumina.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Para que bailen y gocen, que aqui la banda se inspira.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Este humilde jibarito te canta guajira.
Hommy, Hommy. Gracia divina.

Eeeeh. Eeeeh…

Hommy, Hommy. Gracia divina.
Catalina está bailando el son.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Ave Maria purísima, ¡cómo la banda se inspìra!
Hommy, Hommy. Gracia divina.

Hommy, Hommy. Hommy, Hommy. Hommy, Hommy, Hommy.

Hommy, Hommy. Gracia divina.
El día que me quieras serás mi alegría.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Eeeh. Vida mía: yo te adoro todos los días.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Eeeh. Gracia divina que te ilumina.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Este es mi canto sereno y mi alma que se inspira.
Hommy, Hommy. Gracia divina.
Pero que para ti, para mí… Para ti gracia divina.