MERENGUE. REPÚBLICA DOMINICANA. Fernandito Villalona: «Feliz cumbé» y «El gusto».

Fernandito Villalona es el nombre por el que se conoce al cantante dominicano Ramón Fernando Villalona Évora, apodado «El Mayimbe» y también «El niño mimado»». Nacido en Montecristi en 1955, su trayectoria musical abarcó cuatro décadas (de 1971 a 2011), en las que se dedicó a varios géneros musicales, primero al bolero y la balada y después al merengue y a la bachata.

REPÚBLICA DOMINICANA. Fernandito Villalona: «Feliz cumbé»

LETRA DE LA CANCIÓN:

A mí me llaman Feliz Cumbé. ¿Por qué me llaman de esa manera?  (x 2)
Señores: yo no bebo mucho, ¿por qué me llaman de esa manera?  (x 2)
El año pasado lo pasé con una morena, pero en este año voy a gozar con otra más buena. Esta navidad la quiero pasar con mi novia bien pegao. Pero a mí no me gusta que me digan Feliz Cumbé.
Feliz Cumbé. Feliz Cumbé.  (x 2)
El año pasado me sentía muy feliz, pero en este año yo me siento mucho mejor. Me gusta la fiesta, me gusta bailar y me gusta el vacilón. Pero a mí no me gusta que me digan Feliz Cumbé.
Feliz Cumbé. Feliz Cumbé.  (x 2)

(Ajá, ja, ja… ¡Aprieta!… ¡Suena, Martín!)

Feliz Cumbé.
Con mi morena yo quiero beber.
Feliz Cumbé.
Porque cuando bebo estoy cumbé.
Feliz Cumbé.
Con mi negrita quiero amanecer.
Feliz Cumbé.
Cumbé, cumbé, cumbé.  (x 3)
Feliz Cumbé.
No me diga [= digas] a mí Feliz Cumbé.
Feliz Cumbé.
Porque tú también viene [= vienes] a beber.
Feliz Cumbé.
Esta noche me voy pa [= para] Aguavé.
Feliz Cumbé.
Pa beberme un trago con Andrés.
Feliz Cumbé.
Vamo [= Vamos] así. Cumbé, cumbé, cumbé.
(¡Ki…! ¡Echa!… ¡Ja, ja!)

REPÚBLICA DOMINICANA. Fernandito Villalona: «El gusto»

No se me quita el gusto de besarte ni se me borra el gusto de abrazarte ni se me aleja el gusto de quererte.
Sin miedo, sin pánico o disgusto no se enflaquece el gusto de elevarme hasta el último gusto de tus ansias.
No se evapora el gusto de dormirme escuchando en mis oídos tus palabras.

Gusto de gastarme en este gusto que me levanta de mi ruina y me rearma.
Gusto que me lleva a la puerta de los sustos. Susto que son el gusto de dos almas.

No se me quita el gusto de besarte ni se me borra el gusto de abrazarte.

Mientras más te abrazo, mientras más te beso, más gusto tú le das a mi gusto.

No se me quita el gusto de besarte ni se me borra el gusto de agarrarte ni se me aleja el gusto de quererte.
Sin miedo, sin pánico o disgusto no se enflaquece el gusto de elevarme hasta el último gusto de tus ansias.
No se evapora el gusto de dormirme escuchando en mis oídos tus palabras.

Gusto de gastarme en este gusto que me levanta de mi ruina y me rearma.
Gusto que me lleva a la puerta de los sustos. Susto que son el gusto de dos almas.

No se me quita el gusto de besarte ni se me borra el gusto de abrazarte

Mientras más te abrazo, mientras más te beso, más gusto tú le das a mi gusto.

(¡Eh!… ¡Ése es mi gusto!… ¡Eh!)

No se me quita el gusto de besarte ni se me borra el gusto de abrazarte.
No se me quita el gusto de besarte ni se me borra el gusto de agarrarte.
No se evapora el gusto de tenerte sin miedo, sin pánico o disgusto.
No se me quita el gusto de abrazarte ni se me quita el gusto de tenerte ni se evapora el gusto de besarte sin miedo, sin pánico o disgusto

No se me quita el gusto de tenerte ni se me borra el gusto de besarte.
No se me quita el gusto de tenerte ni se me borra el gusto de abrazarte.
No se evapora el gusto de agarrarte sin miedo, sin pánico o disgusto.
No se me quita el gusto de comerte ni se me borra el gusto de besarte.
No se me quita el gusto de tenerte ni se me borra el gusto de abrazarte.
(¡Eh!)