COPLA. ESPAÑA. Concha Piquer: «No te mires en el río».

Copla de 1940 en versión de 1954. Grande Concha Piquer.

ESPAÑA.  Concha Piquer:  «No te mires en el río»  (1954)

En Sevilla había una casa y en la casa una ventana. Y en la ventana una niña que las rosas envidiaban. Por la noche, con la luna, en el río se miraba.

¡Ay corazón, que bonita es mi novia! ¡Ay corazón, asomá [= asomada] a la ventana!

¡Ay, ay, ay, ay!, no te mires en el río. ¡Ay, ay, ay, ay!, que me haces padecer. Porque tengo, niña, celos de él.

Quiéreme tú. ¡Ay! Quiéreme tú, bien mío. Quiéreme tú, niña de mi corazón. Matarile, rile, rilerón.

De la feria de Sevilla él le trajo una alianza. Gargantillas de corales y unos zarcillos de plata. Y parecía una reina asomada a su ventana.

<<¡Ay corazón!>>, le decía su novio. <<¡Ay corazón!>>, al mirarla tan guapa.

¡Ay, ay, ay, ay!, no te mires en el río. ¡Ay, ay, ay, ay!, que me haces padecer. Porque tengo, niña, celos de él.

Quiéreme tú. ¡Ay! Quiéreme tú, bien mío. Quiéreme tú, niña de mi corazón. Matarile, rile, rilerón.

Una noche de verano, cuando la luna asomaba, vino a buscarla su novio y no estaba en la ventana. Que la vio muerta en el río y que el agua la llevaba. ¡Ay corazón! Parecía una rosa. ¡Ay corazón! Una rosa muy blanca.

¡Ay, ay, ay, ay!, cómo se la lleva el río. ¡Ay, ay, ay, ay!, lástima de mi querer.

Con razón tenía celos de él.

¡Ay, qué dolor, qué dolor del amor mío! ¡Ay, qué dolor, madre de mi corazón! Matarile, rile, rilerón.