PASODOBLE. ESPAÑA. Imperio de Triana: «Barquito sobre la mar» y «Coplas de Luis Candelas».

Imperio de Triana:  «Barquito sobre la mar»  (1960)

LETRA DE LA CANCIÓN:

En mi palacio de piedra pongo coronas en los balcones. Veo pasar las cuadrillas y… Y también las procesiones.

En una tarde de mayo vi que pasaba un velero. Encendí como el acero los ojos de cordobés

Mira que te estoy queriendo. Mira que soñando voy. Mira que estoy presumiendo que tú no sabes quién soy.

Y el corazón nos ha unido. Siento que ya no separan diferencias de apellidos.

Y así me cantabas tú mientras un barco se iba a la sierra del queru.

Barquito sobre la mar, tan blanco como la luna. Mira… Mira qué voy a buscar para… para podernos casar la rueda de la fortuna. La rueda de la fortuna.

Mira que no me consume en mi triste cautiverio. Que mis padres me querían mon… monjita de un monasterio.

En una voz se encadena ansia que no tiene fin. Al puerto de Cartagena llegó ayer un bergantín.

Barquito sobre la mar, tan blanco como la luna. Mira, mira en qué voy a emplear, ahora que logré encontrar la rueda de la fortuna. La rueda de la fortuna.

Pintura de barca con remeros vascos.
Barca, no barco ni barquito, en una imagen publicada en Revistadearte.com (Los Remeros, obra de 1912 de Manuel Losada. Museo de Bellas Artes de Bilbao).

El compositor de coplas conocido como Maestro Quiroga (Manuel López-Quiroga Miquel. Sevilla, 1899) es autor del espectáculo que con el título de <<Cabalgata>> se estrenó en 1942 en el Teatro Fontalba de Madrid, en cuyo repetorio figuraba la canción-pasodoble “Coplas de Luis Candelas”, que en el vídeo bajo estas líneas está interpretado por Imperio de Triana en una grabación de 1965.

Imperio de Triana:  «Coplas de Luis Candelas»  (1965)

LETRA DE LA CANCIÓN:

Decidle al señor alcaide, decidle al corregidor, que yo por Luis Candelas me estoy muriendo de amor.

Decidle que es un canalla, decidle que es un ladrón, y que he dejado que robe con gusto mi corazón.

Que corra de boca en boca esta copla que yo canto como si estuviera loca.

Debajo de la capa de Luis Candelas mi corazón amante vuela que vuela.

Madrid te está buscando para prenderte y yo te busco sólo para quererte.

Que la calle en que vivo está desierta y de noche y de día mi puerta abierta.

Que estoy en vela, que estoy en vela para ver si me roba, ¡ay!, Luis Candelas.

Anoche una diligencia, ayer el Palacio Real, mañana quizá las joyas de alguna casa ducal.

Y siempre roba que roba y yo por él siempre igual, queriéndole un día mucho y al día siguiente más.

Y no importa que la gente mi canción, que va en el viento, traiga y lleve maldiciente.

Debajo de la capa de Luis Candelas mi corazón amante vuela que vuela.

Madrid te está buscando para prenderte y yo te busco sólo para quererte.

Que la calle en que vivo está desierta y de noche y de día mi puerta abierta.

Que estoy en vela, que estoy en vela, para ver si me roba, ¡ay!, Luis Candelas.

Que la calle en que vivo está desierta y de noche y de día mi puerta abierta.

Que estoy en vela, que estoy en vela para ver si me roba, ¡ay!, Luis Candelas.