CUMBIA. CUBA. Son de Cuba: «El cafetal».

La canción <<El cafetal>> es una cumbia colombiana, aquí cantada por la cubana Tamara Morales, vocalista del grupo cubano Son de Cuba.

CUBA.  Son de Cuba:  «El cafetal»

LETRA DE LA CANCIÓN:

¡Cumbia, aja!

Aunque la gente viva criticando, me paso la vida sin pensar en na [= nada].  (x 2)

Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo mi vida bien asegurá [= asegurada]. Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo un hermoso y lindo cafetal.

¡Ay! / ¡Aja!

Nada me importa que la gente diga que no tengo plata, que no tengo na.  (x 2)

Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo mi vida bien asegurá. Pero bien sabiendo que yo soy un hombre, que tengo un hermoso y lindo cafetal. ¡A ver! / Yo tengo mi cafetal…

¡Conmigo, canten!

… y ya tú no tienes na.

¡Oye!

Yo tengo mi cafetal y ya tú no tienes na.

Es que yo tengo mi cafetal , oye, y ya tú no tienes na.

Yo tengo mi cafetal…

¡Anda!

…y ya tú no tienes na.

A mi rinconcito te quiero llevar. Es mi lindo cafetal.

Yo tengo mi cafetal…

¡Oh, qué rico!

…y ya tú no tienes na.

¡Aja! ¡Cumbia!

Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó.

Llegó, llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó.

Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó.

Traigo sabor, mucho sabor. Para todos los que quieran.

Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó.

Ay, como dice la cumbia rica: bailando la cumbia buena.

Llegó, llegó, llegó el sabor. Llegó, llegó y se quedó.

Pero que mira, papi, tú te perdiste la rumbita. Si no, baila conmigo.

Llegó, llegó, llegó el sabor.

¡Anda!

Llegó, llegó y se quedó.

Mira la bolita cómo sube y cómo baja. Ay cómo sube, ay cómo baja.

Ay, llegó muy [..], pero muy asustadita; el caso de una bolita que subía y que bajaba.

Mira la bolita cómo sube y cómo baja. Ay cómo sube, ay cómo baja.

En este momento, mira, yo siento, baby, que a mí me sube y a mí me baja.

Mira la bolita cómo sube y cómo baja. Ay cómo sube, ay cómo baja.

Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da.

Marina, marina, marina, marina marina linda. Vamos a ver la vuelta que da.

Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da.

Si no me quedo en Curazao, yo me voy pa [= para] Puerto Rico, pa Panamá.

Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da.

Oye, qué rica, rica la cumbia. Pero sabrosa, para gozar.

Vamos a ver la bola marina, vamos a ver la vuelta que da.

Es que yo tengo, yo tengo mi cafetal y ya tú no tienes na.

Yo tengo mi cafetal…

¡Eso!

…y ya tú no tienes na.

¡Ajá!

Yo tengo mi cafetal y ya tú no tienes na.