RUMBA ESPAÑOLA. Pastora de Algeciras: «Por quererte» y «Noche y día».

Dos canciones de 1972, en sendos vídeos, de Pastora de Algeciras: «Por quererte» y «Noche y día».

Pastora de Algeciras:  «Por quererte»  (1972)

LETRA DE LA CANCIÓN:

En las cosas del amor, yo no sé por qué será que se pierde la razón, el talento y la amistad.
En las cosas del amor siempre suele suceder que al que quiere de verdad más le toca que perder.
Ay, por quererte… Por quererte he perdío [= perdido] la razón. Por quererte, por quererte ya no tengo corazón.
El amor suele llegar cuando no se piensa en él y nos quita libertad y las ganas de comer.
Hasta el sodios del amor se murió sin comprender el misterio del amor y las cosas del querer.
Por quererte… Por quererte he perdío la razón. Por quererte, por quererte ya no tengo corazón.
Las tinieblas del amor si te paras a pensar aunque sólo fueran dos son difícil [de] aceptar.
El talento y el amor discutieron una vez. El talento terminó por perderse en el querer.
Ay, por quererte… Por quererte he perdío la razón. Por quererte… Por quererte ya no tengo corazón.
Por quererte… Por quererte he perdío la razón. Por quererte… Por quererte ya no tengo corazón.
Ay, por quererte… Por quererte he perdío la razón. Por quererte… Por quererte ya no tengo corazón.

Pastora de Algeciras:  «Noche y día»  (1972)

LETRA DE LA CANCIÓN:

Noche. Día. Noche y día esperando que vengas a mi vera. Esperando tu blanca primavera. Esperando los besos de tu amor.
Noche. Día. Noche y día esperando los besos de tus labios. Esperando que cures mis agravios. Pues tu boca será mi salvación.
Porque yo te quiero tanto, tanto y tanto que yo te quiero sólo para mí. Y mi amor está llorando. Llanto, llanto. Llanto que me ahoga de sufrir. Porque yo te quiero tanto, tanto y tanto que sólo tengo vida para ti.
Noche. Día. Noche y día agotando las horas de mi vida. Agotando la paz de mi alegría, porque pienso que nunca volverás.
Noche. Día. Ay, noche y día recordando las cosas que decías. Tus palabras, que siempre fueron mías, vída mía, ¿a quién se las dirás?
Ay. Porque yo te quiero tanto, tanto y tanto que yo te quiero sólo para mí. Y mi amor está llorando. Llanto, llanto. Llanto que me ahoga de sufrir. Porque yo te quiero tanto, tanto y tanto que sólo tengo vida para ti.
Que sólo tengo vida para ti.  (x 3)

Plaza Alta de Algeciras.
Iglesia Nuestra Señora de la Palma en la Plaza Alta de Algeciras (provincia andaluza de Cádiz).