FLAMENCO. ESPAÑA. El Chocolate (por tangos).

En el siguiente vídeo, que empieza con un trallazo musical que quita el hipo, y subido a Youtube por Federico Alonso Pernia, el tremendo cantaor de Jerez de la Frontera Antonio Núñez “Chocolate” canta por tangos –el tan enérgico como deleitoso palo (estilo o subgénero) flamenco–, acompañado por la guitarra de Merchor de Marchena, un poderoso tema de música española, del que por desgracia no se da el título. Como se puede comprobar en la transcripción de su letra puesta bajo el vídeo, en esta figura la frase hecha <<tener loco>> con la palabra <<loco>> puesta en diminutivo mediante el sufijo <<-ito>> (loquito), que añade una vaga idea de pelele al objeto de la calificación y da a este un cierto matiz de ridiculez (así, si el loquito fuera el propio cantaor, el que anda hecho un ridículo pelele lloriqueante como consecuencia de su amor sería él, El Chocolate, que es el otro nombre artístico del cantaor Antonio de La Santísima Trinidad Núñez Montoya).

ESPAÑA.  Antonio Núñez  «Chocolate».

LETRA DE LA CANCIÓN:

(Ay, ay, ay… Lalaralalá…)
No sé lo que te propones. Yo no sé lo que te propones.  (x 2)
Me tienes loquito perdío [= perdido], llorando por los rincones.  (x 2)
Ay. Yo me la llevé a mi casa pa [= para] que la viera mi gente. Y por corona la puse, por ser guapa y decente.
(Lalalala, lalalala, lalalá)  (x 2).

ESPAÑA.  Antonio Núñez  «Chocolate»:  <<Tangos del Piyayo>>

LETRA DE LA CANCIÓN:

(¡Ole!)

Ay… Ay, ay, ay, ay, ay.

Y es mala pa [= para] los serenos. Y es mala pa los serenos.

Van diciendo por la calle «que duerma el que tenga sueño», que yo no despierto a nadie».

Que duerma el que tenga sueño», que yo no despierto a nadie.

Ay… Ay, ay, ay, ay, ay.

Y el río busca su cauce. Y el río busca su cauce. La golondrina, su nío [= nido], la mujer que está viuda va buscándose un marío [= marido].

La mujer que está viuda va buscándose un marío.

Ay… Ay, ay, ay, ay, ay.

Muchacho: si querís [quieres] novia… Muchacho: si querís novia, primero le pisas el pié, y si te mira y se ríe, y achuchao [= achuchado], que tuya es; y achuchao, que tuya es.