ZARZUELA. ESPAÑA. Alberto Aguilá: «Canción del platero» y «Luche la fe por el triunfo» (de, respectivamente, las zarzuelas «La parranda» y «Luisa Fernanda»).

La romanza titulada <<Canción del platero>> pertenece a la zarzuela de Francisco Alonso <<La parranda>>. Aquí está interpretada por el barítono barcelonés nacido en 1924 Alberto Aguilá Masip, cantante que tras unos primeros éxitos a finales de los años cuarenta se consagró en la década de los cincuenta, en la que hizo varias giras por Hispanoamérica.

ESPAÑA.  Alberto Aguilá:  «Canción del platero»  (1963)

LETRA DE LA CANCIÓN:

¡Óyeme, mujer!

Diga usté [= usted], señor platero, cuánta plata es menester para engarzar un besito de boca de una mujer.

Pues aunque usté me lo jure, nunca tuvo en su taller otro diamante como este que le vengo yo a traer.

Ponga todo su cuidado, mire que se lo he robado y ella no me ha perdonado.

¡Ah! Para tan fino diamante plata bastante no encontrará.

Sueño que una perla dió en tu boca y saltó un rayo de luz, y al saltar nació este beso que perfuma lo que toca.

Sueño que he mandado que este beso me lo engarcen de manera que lo pueda tener preso de mis labios cuando quiera, sin que trate de escapar y poderle así besar.

Diga usté, señor platero, cuánta plata es menester para engarzar un besito de boca de una mujer.

Diga usté, señor platero, cuánta plata es menester.

¡Quiéreme, mujer!

La siguiente romanza interpretada por Alberto Aguilá se titula Luche la fe por el triunfo y es uno de los números musicales de la zarzuela <<Luisa Fernanda>>. También es conocida como [la] <<romanza de Vidal>>, ya que es el personaje Vidal el que la canta en la obra, compuesta por el madrileño nacido en 1891 Federico Moreno Torroba y estrenada en 1932 en el Teatro Calderón de Madrid.

ESPAÑA.  Alberto Aguilá:  «Luche la fe por el triunfo»

LETRA DE LA CANCIÓN:

Luche la fe por el triunfo de un ideal redentor.
Yo, que no soy más que un hombre, lucho por mi corazón.
Por enfrentarme a la vida y la muerte con el rival de mis sueños de ayer.
La libertad ha encontrado quien la defienda con fe.

Por el amor de la mujer que adoro, si hay que luchar, sabré reñir. Si hay que vencer, sabré morir.

Mas yo no pido recompensa a nadie.
Mientras consiga mi ilusión, que no me falte su querer.
El ideal de mi ambición es el amor de la mujer que adoro.

El ideal de mi ambición es que la quiero.
Nada me importa en la vida como la luz de su amor.
Rabia de celos me impulsa y ella me inspira el valor.
Si ella me pide el honor y la vida, dueña será de mi vida y mi honor.
Y he de ofrecerla, si quiere, sangre de mi corazón.

Por el amor de la mujer que adoro, si hay que luchar, sabré reñir. Si hay que vencer, sabré morir.

Mas yo no pido recompensa a nadie.
Mientras consiga mi ilusión, que no me falte su querer.
El ideal de mi ambición es el amor de la mujer que adoro.

Por quien se quiere, con fe se riñe, feliz se muere.

Antigua imagen de la Avenida Diagonal de Barcelona.
Antigua imagen de la Avenida Diagonal de Barcelona, la ciudad natal de Alberto Aguilá.