COPLA. ESPAÑA. Antonio Molina: «El Cristo de los faroles».

El Cristo de los faroles, que aparece bajo estas líneas en un sello de correos de la época, emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) por valor de 0,80 pesetas u 80 céntimos, es una de las aproximadamente mil canciones grabadas por Antonio Molina De Oses, conocido artísticamente por su nombre y primer apellido.

El cantante de copla y flamenco Antonio Molina, uno de los más grandes cantantes que ha dado España, nació en Málaga en 1928.

Se aficionó muy pronto a la canción española, y estando cierto día en un bar, canturreando, conoció a un maestro de cante flamenco que le dio las primeras clases de canto y le escribió la letra de las cuatro canciones que posteriormente grabaría en su primer disco, que lo consiguió grabar en 1949, tras ganar un concurso para noveles que organizó Radio España. Su voz cristalina y aguda, con un falsete inconfundible, gozó de gran aceptación dentro de las flonteras españolas, y en los años sesenta recorrió Europa con éxito arrollador.

En los dos vídeos puestos a continuación se reproduce la misma canción, de 1957: <<El Cristo de los faroles>>, que es como popularmente se conoce al <<Cristo de los Desagravios y Misericordia>>, una escultura ubicada en la Plaza de los Capuchinos de la ciudad de Córdoba, realizada en 1794 por el escultor Juan Navarro León y de la que fue promotor el monje capuchino franciscano Fray Diego José de Cádiz.

Ambos vídeos, tomados de Youtube, llevan cada uno una serie de comentarios, de los que valga la siguiente muestra: En el primero: <<Tengo 13 años y no soy de los que dicen que la música antigua no vale. Yo digo que es la mejor. Viva Antonio Molina>>. Y en el segundo: <<Cuando lo escucho la moral se me sube al cielo. Eso solo lo consiguen los genios>>.

LETRA DE LA CANCIÓN:

Cuando anochece en la plaza y amanecen los faroles, para rezar ante el Cristo llega, pasito a pasito, la mujer de mis amores.
El Cristo de los faroles nos va a unir a ti y a mí. Juntitos ya de por vía [= vida], lo que Dios una allí arriba nadie lo puede desunir.
Ante la imagen del Cristo yo fui una tarde a pedir. Y me dijo muy bajito… Y me dijo muy bajito que ibas a tener un hijo en todo igualito a mí.
El Cristo de los faroles es mi luz y mi consuelo y cuando tengo una pena alzo los ojos al cielo y mi pena se serena.Y cuando tengo una pena alzo los ojos al cielo y mi pena se serena. Y mi pena la consuela el Cristo de los faroles.

 

En este vídeo se ve un fragmento de la película de 1957 titulada <<El cristo de los faroles>>. Es el momento en el que canta la canción que da título a la película.